Seleccionar página

 Tenemos que pensar que una comunidad online está formada por muchos tipos de personas, que en este caso denominamos como clientes, fans de nuestra marca o incluso los actualmente conocidos como ‘’influencers’’ etc.

Una comunidad no sólo tiene porqué ser respecto a tus redes sociales, también se puede lograr con programas de fidelización de tus clientes, por ejemplo, otorgándoles una tarjeta especial de tu comercio en función de las compras que hayan realizado. Es una forma de ‘’premiarlos’’ por el esfuerzo y también forman parte de tu comunidad, aún así, nos centraremos en explicar la comunidad que tiene que ver con las redes sociales.

Consejos para tener una buena comunidad y beneficiar a tu marca

Dentro de tu comunidad tienes que saber identificar aquellas personas que aportan valor a la misma, y así poder dedicarles más tiempo y recursos. Como puedes ver, es una forma de que tus seguidores estén más activos y además conseguir sentimientos positivos hacia tu marca.

Una de las maneras de poder afianzar el sentimiento de una comunidad es hacerles partícipes de tus proyectos. Por ejemplo, hablar a tus seguidores de tus nuevos productos de forma anticipada, creando concursos……etc. Por ejemplo, la empresa Lego tiene a través de su página web una opción en donde puedes mandar el diseño de una nueva pieza de lego y mediante un concurso, aquella figura que sea más votada se comercializa. Esta acción, hace que tus seguidores interactúen con tu marca, se diviertan y además les das como valor añadido una gran recompensa que es la oportunidad de que la pieza de lego que han inventado se comercialice.

Todo aquello que hagas tendrá una asociación de tu comunidad hacia tu marca, y por eso te recomendamos que hagas una pequeña lista con aquellas personas que sean influencers de tu sector, es decir, aquellas personas que sepas que sus opiniones tienen una cierta influencia entre tu comunidad o la comunidad que quieres lograr. Además, puedes intentar que los influencers se unan a tu comunidad ya que ellos aportarán mucho valor a tu negocio y a tu imagen de marca, y (después de definir quiénes son aquellos a los que te vas a dirigir) puedes empezar a tomar contacto con ellos hablándoles por aquella red social por la que estén más activos. Explícales cuáles son los beneficios que le aportaría seguir a tu marca y puedes mandarles muestras de alguno de tus productos o invitarles a que te conozcan, así como interactuar con ellos mediante los comentarios.

 

Busca a las personas que formen parte de tu comunidad de distintas maneras, por ejemplo, en Instagram es muy útil hacer una búsqueda por los hashtags (#). O por ejemplo, otra muy buena idea para que tus seguidores interactúen puede ser que además de subir una foto con los hashtags adecuados, podrías pedirles permiso para hacerles alguna mención en alguna de tus publicaciones a modo de ‘’recompensa’’, y que de este modo la gente esté más predispuesta a interactuar, compartir tu publicación, y conseguir más visibilidad. Además de todo esto, si hemos elegido correctamente a las personas de nuestra comunidad, aportarán valor a nuestra marca y también ayudarán a proyectar una buena imagen de nuestro negocio online.

 

Por último, un consejo para poder tratar de una forma adecuada a tus seguidores, es valorar aquellos que estén más activos en tus cuentas, escucharles, y aprender de los comentarios tanto positivos como negativos que os dejen. Al igual que es importante que la gente reaccione de forma positiva a las publicaciones, también hay que saber gestionar aquellos malos comentarios de una forma correcta y educada. Todo esto hará que la gente se anime a participar y a estar más activa y dará lugar a que más gente te conozca, ya sea porque tus seguidores comparten tus publicaciones, o por el boca a boca que se genere de ellas.

Mide tus esfuerzos

Una vez que has realizado todos los pasos anteriores, necesitarás saber si lo que has estado haciendo va por buen camino o no. Para poder averiguarlo, te recomendamos que te fijes en tres indicadores:

A. Cuánto crece la comunidad

En este caso nos referimos al número de seguidores que tiene tu comunidad. Si tienes un perfil de empresa en tus redes sociales será fácil averiguarlo ya que te aparece en la parte de estadísticas que contienen este tipo de perfiles. Pero de no ser así no te preocupes, simplemente crea un excel o un documento en donde puedas ir registrando las variaciones de seguidores durante los intervalos de tiempo que te hayas fijado (una vez al mes, cada mes y medio….). Aunque no te preocupes por este dato, como ya hemos dicho anteriormente es más importante la calidad de tus seguidores que la cantidad, por lo que es un dato orientativo.

 

B. Como ha aumentado el engagement

Este indicador, es uno de los más importantes, puesto que con él medirás el valor de los seguidores de tu comunidad. Al igual que el anterior indicador, te recomendamos que crees un documento para poder apuntar y medir la evolución. En este caso, en lo que vas a fijarte es en el número de interacciones, es decir, la suma de comentarios, likes, etc que hay en las publicaciones. Sabemos que es bastante trabajo, así que tómate tu tiempo y puedes hacerlo una vez a la semana para que no te resulte tan pesado.

 

C. El ‘’Brand Love’’ (el ‘’amor’’ hacia tu marca)

Por último, el ‘’amor hacia tu marca’’ o ‘’Brand Love’’, aunque es el indicador más difícil de medir, lo podrás hacer mirando la fidelidad de tus clientes, es decir, fijándote en quienes son aquellos que comentan más en tus publicaciones, te mencionan más a menudo, o por ejemplo, si has creado un hashtag de tu marca, métete en él y mira cuantas personas lo han utilizado. Ten en cuenta que en este indicador también podrás incluir los comentarios positivos hacia tu marca, ya que también genera fidelidad y buenos valores hacia ella.

Si todo ha ido bien, tus indicadores deberían aumentar de forma progresiva. Aún así, no te preocupes si no lo han hecho, simplemente revisa los objetivos que te has marcado, revisa el plan estratégico que has decidido utilizar y modifícalo acorde a tus resultados. Es normal que las primeras veces no andes muy acertado con los objetivos que te marques, pero con el tiempo irás creando objetivos más lógicos y alcanzables y tu comunidad crecerá y mejorará poco a poco.