Seleccionar página

El éxito o fracaso de la venta online de tus productos, depende en gran porcentaje de la calidad de las fotografías de un producto mostrado a tus compradores. Al tener una “empresa virtual”, debes esforzarte un poco más por crear cierto vínculo entre tus artículos y los potenciales clientes.

A diferencia de las tiendas físicas, las personas no tienen contacto directo con lo que vendes a través de tu tienda online, lo que podría dificultar el proceso de elección. Es por esta razón que las fotografías de un producto, algo más que decentes, marca la diferencia entre vender más o llegar a fin de mes luchando por mantener a flote tu valioso proyecto.

¡Fotografías que venden!

Hoy más que nunca en la historia de la humanidad, las imágenes tienen un poder increíble. Seguro alguna vez te has enamorado de un producto en concreto mientras navegabas relajadamente por internet, sólo viendo sus fotos e imaginando cómo quedaría en tu casa. El arte de vender es mucho más sencillo gracias a toda la tecnología actual.

Tus productos online se dan a conocer mediante las fotografías, por eso los detalles y cualidades deben estar resaltadas al máximo nivel. Ofertar productos buenos, facilitará la calidad de tus imágenes, ya que no necesitarás hacer excesivos retoques. Crear un ambiente o bodegón alrededor del producto, atrae la atención del comprador, pues esto permite que el cliente se haga una idea del uso que le dará. Por ejemplo, si vendes tazas hazle una foto al lado de una tetera o un paquete de café.

Las señales visuales son una potente herramienta para tu negocio. Deben inspirar atención, interés, deseo e incitar a la acción de compra. Es independiente del tipo de producto que vendas. Un error común es pensar que la fotografía de una camisa deba ser menos elaborada que la de un delicioso plato de comida.

Logra fotos increíbles para aumentar las ventas

Aunque la mayoría de las veces es mejor dejar esta tarea en manos profesionales, puedes lograr excelentes resultados tú mismo. Aquí te dejamos algunos Tips para que te animes a sacar el máximo partido a tus fotografías comerciales:

  • Consigue una cámara digital. De ella dependerá la calidad publicitaria de tu producto. Aunque seas un emprendedor que cuenta con poco presupuesto al momento de iniciarte, es necesario que comiences por hacerte con una buena cámara digital.
  • Evita el excesivo retoque de las fotografías. Todos sabemos que existen numerosos programas para editar contenido. Esto puede ser muy tentador sobre todo cuando quieres lograr que tus productos impresionen a los clientes. Ser lo más sincero posible respecto a “lo ves es lo que hay”, te hará ganar una excelente reputación.
  •  Experimenta con los ángulos. Al igual que las personas los productos suelen verse mejor o peor dependiendo del ángulo desde el que captamos la imagen. Tómate el tiempo de estudiarlo, realiza varias pruebas y considera la opinión de amigos y familiares. Recuerda que ellos pueden tener un enfoque más objetivo.
  • Utiliza fondos que resalten las características del producto. Lo más indicado es tomar las fotografías en fondos neutros, cuidando el detalle de los colores para que no interfieran de manera negativa en el resultado final. Los fondos por lo general, deberán ser blancos, aunque también podemos decantarnos por grisáceos o negros.

Aunque por muchos años este hecho ha sido y continúa siendo una especie de mantra, la fotografía Ecommerce está revolucionando la manera de promocionar artículos con menos restricciones. Es común ver imágenes de un producto captadas con fondos de exteriores. Así se puede contextualizar el uso del mismo o aportarle una estética alejada de lo cotidiano. Tomar fotos en un estudio puede ser otro punto a tu favor.

  • Cuida de la iluminación. Invertir en un equipo de iluminación, aunque sea sencillo, es otra de las buenas decisiones que debes tomar. Una buena luz es esencial para obtener fotografías que vendan los productos casi por sí solos. Del mismo modo, trabajar con el flash de la cámara podría resultar un desastre si no sabes manejarlo. La luz natural aporta un toque mucho más cálido y personal a tus imágenes, lo que podría incrementar el vínculo que sientan tus clientes. Las sensaciones hogareñas no pasan de moda.
  • Proporciona fotografías con planos detalle. Al permitir que los clientes analicen los detalles del producto, como la textura, los materiales y la calidad, aumentas su interés por obtenerlo. Las personas podrán observar más de cerca aquellos artículos y aumentar así su decisión de compra. 
  • Cuida el uso de marcas de agua. No pertenezcas al grupo de personas que utilizan gigantescas marcas de agua sobre las imágenes. Esto podría afectar a la visibilidad del producto y el cliente puede perder el interés de compra.
  • Diviértete en tu faceta como empresario. Obtén fotos creativas así como profesionales pensando siempre en el bienestar de tus clientes. Captar su atención puede resultar una tarea complicada en un mundo tan competitivo, pero la creatividad junto con la pasión por ver crecer tu negocio, te llevarán más lejos de lo que puedes imaginar. El consejo de un experto nunca está de más.